19 enero, 2016

LOS CLIMAS DE LA TIERRA: EL CLIMA OCEÁNICO



Se da entre los 40 y 60 grados de latitud norte y sur, preferentemente en las fachadas occidentales de los continentes.


Características de este clima:

  • Temperaturas suaves debido a la proximidad al mar y la acción de corrientes cálidas paralelas a la costa como la Corriente del Golfo o la corriente cálida del Pacífico Norte. Veranos frescos (generalmente por debajo de 20º) e inviernos templados (6-10 grados). Amplitud térmica mensual muy moderada (entre 10 y 15 grados). Las temperaturas son más suaves en latitudes más altas (ver las diferencias entre Brest y Dublín en los climogramas adjuntos).
  • Precipitaciones abundantes (generalmente más de 800 mm) sin estación seca. Las precipitaciones, que suelen ser más abundantes en invierno, vienen determinadas por el paso de depresiones ciclonales procedentes del Oeste.


Una variedad. Si observamos el mapa, la zona de clima oceánico en Europa alcanza latitudes muy al norte, en los mismo paralelos que, en el interior de los continentes, se dan climas fríos y extremadamente fríos. Que las costas norte de Noruega puedan disfrutar de clima oceánico se debe a la acción de la Corriente cálida del Golfo. Sin embargo, en altas latitudes, el clima, aunque sigue siendo oceánico, se enfría mucho.



Otra variedad. Hacia el interior, el clima oceánico se enfría (especialmente en los inviernos) y experimenta una disminución de las precipitaciones. Es una zona de contacto con climas de tipo continental.





VEGETACIÓN

Típico de este clima es el bosque caducifolio. Árboles de hoja ancha que caen en invierno debido a que la escasa insolación  impide la fotosíntesis adecuada. El bosque suele ser denso lo que impide la entrada de luz y, en consecuencia, la formación de un sotobosque denso.

Las especies más importantes son el roble (requiere bastante humedad, pero no soporta bien el frío) y el haya (soporta mejor la humedad, por eso los bosques de hayas se sitúan más altos que los de robles). Como especies secundarias se pueden encontrar castaños, fresnos, abedules, avellanos... 


Paisaje típicamente oceánico


Si se degrada el bosque (por la pobreza del suelo o por la acción humana) aparece la landa que es una formación de brezos, tojo, retama, helechos, aliagas... arbustos perennifolios de hojas muy pequeñas. Cuando se degrada la landa da lugar a los prados que son extensiones de vegetación herbácea donde pasta el ganado.

Landa y prados