04 enero, 2016

EL CLIMA DE MONTAÑA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA


Consideramos clima de montaña al propio de los lugares situados a más de 1000 m. de altitud. Dejando a un lado las distintas peculiaridades en función de la altitud y latitud, el clima de montaña se caracteriza por:
  • Temperaturas bajas: medias por debajo de 10 grados, inviernos fríos (generalmente por debajo de cero grados) con frecuentes heladas y veranos por debajo de 22º
  • Precipitaciones abundantes, por encima de 1000 mm. Frecuentes nevadas, más abundantes a mayor altura y en las montañas de la zona norte peninsular.


1) Montañas del clima oceánico (C. Cantábrica y Pirineos)

  • Temperaturas inferiores a cero grados en invierno. Varios meses por debajo de 10 grados. Veranos frescos. Las temperaturas descienden mucho con la altura.
  • Precipitaciones abundantes todo el año (por encima de 1000 mm), sin meses secos. Frecuentes nevadas en invierno.






2) Montañas del clima mediterráneo

  • Temperaturas más altas que en las anteriores, en verano se pueden alcanzar los 22 grados. En las zonas más altas del Sistema Central y del Sistema Ibérico las temperaturas son inferiores, inviernos más rigurosos. En los Sistemas Béticos las temperaturas son más elevadas, salvo en las alturas de Sierra Nevada.
  • Precipitaciones más moderadas, aunque superando los 800 mm. Pueden tener uno o dos meses secos en verano.