28 noviembre, 2016

LAS CIUDADES IDEALES DEL RENACIMIENTO ITALIANO


Durante el Renacimiento, en Italia, se configuró un nuevo modelo de ciudad inspirado en modelos grecolatinos y adaptado a los nuevos conceptos sobre la sociedad y el individuo. La ciudad debía garantizar la armonía entre las distintas esferas de la realidad urbana y, por ello, debía racionalizar el espacio, la mejor forma de hacerlo era presentando una forma ordenada (plano geométrico). Así, se definieron una serie de diseños de ciudades ideales que se basaron en textos de Platón y Vitrubio (libros IV al VII de su obra "De architectura" que se "descubrieron" hacia 1412-14).

Estas ciudades ideales presentan algunas características comunes:
  • Plano muy ordenado, de forma geométrica (gran contraste con los planos medievales). Predomina el plano radiocéntrico enmarcado en una circunferencia ya que la forma circular es considerada la más perfecta en la utopía platónica.
  • El centro es un espacio relacionado con la vida civil, una plaza en la que se ubican los edificios de gobierno municipal o algún palacio. También se pueden ubicar otros edificios públicos o religiosos.
  • Abundan las plazas secundarias.
  • Calles que parten de un punto central a las murallas; se evita que se corten en ángulo recto para que los vientos se rompan y se disipen en parte.
  • Murallas poligonales (su número de lados suele ser ocho o un múltiplo de ocho) con salientes en punta de flecha para adaptarse mejor a las nuevas necesidades defensivas ante el avance de la artillería (la estructura de las murallas medievales era bastante inservible para la defensa en estos momentos).
  • Planos que tienen en cuenta una gran preocupación por la higiene
Algunos modelos 

1) La ciudad ideal de Alberti

Fue el primer teórico del plenteamiento urbano del Renacimiento. Trató sobre su ciudad ideal en su obra "De Re Aedificatoria" (hacia 1450). La ciudad debía ser un espacio donde el hombre pudiese vivir en armonía. Racionalidad, claridad en el plano, belleza, comodidad... son principios básicos en su ciudad ideal. Las calles, desde el centro, debían desembocar en puertas o puentes.  Un principio de jerarquización de calles (divididas en tres categorías: principales que son más anchas, secundarias y las que semejan a plazas) y edificios (públicos, casas de ciudadanos influyentes, casas populares) es el que ayuda a relacionar entre sí a las distintas partes de la ciudad. No dejó imágenes que ilustrasen sus teorías.

2) La Sforzinda de Antoni Averlino "Il Filarete"

Resultado de imagen de sforzinda
Sforzinda
Il Filarete fue el primero en concretar su propuesta en imágenes. Teorizó sobre ella en su Trattato d´Architettura escrito en 1452-1466. A su ciudad ideal la llamó Sforzinda como homenaje a su mecenas Francesco Sforza.

Trazado totalmente geométrico: dos cuadrados superpuestos que generan un octógono (una estrella de ocho puntas) enmarcado en una  circunferencia.

La circunferencia se corresponde con la muralla con ocho torres cilíndricas en las puntas y ocho puertas en los ángulos.

Las 16 calles parten del centro de la ciudad (plano radiocéntrico). Una calle circular une las 16 plazas secundarias (estas plazas tienen funciones religiosas o comerciales).  El área central son tres plazas separadas, en la más importante se encuentran los principales edificios sedes del poder civil (palacio) y del poder religioso (catedral);  las otras dos más pequeñas se dedican a actividades mercantiles.

Otros edificios importantes son el Hospital Mayor y algunos edificios dotados de gran poder simbólico como El Palacio del Vicio y la Virtud o el Laberinto (que significa el universo y la dificultad del hombre para comprenderlo)


Resultado de imagen de palmanova
Palmanova
3) Palmanova

Su trazado se debe a Vicenzo Scamozzi ("L´idea dellÁrquittetura", 1615), aunque es verdad que algunos ponen en duda su paternidad. 

Palmanova es un ciudad con un trazado poligonal de nueve lados, con  las fortificaciones en punta de estrella (Scamozzi fue un teórico de la arquitectura militar). Una gran plaza (un hexágono regular) es el centro urbano, en torno a ella estan los principales edificios públicos; además hay seis plazas secundarias que se abren en el centro de manzanas de casas.

Las calles se disponen de forma radial y en tres anillos concéntricos. Como se ve en la imagen, es un plano muy ordenado.

Esta ciudad dejó de ser ideal por cuanto se edificó en el cinturón defensivo de Venecia.


Palmanova desde el aire, se ve el alto grado en que se conserva el trazado original

5) La ciudad de F. di Giorgio Martini

Francesco di Giorgio Martini escribió su Tratatto d´Archittetura en 1495, obra profusamente ilustrada por Fra Giocondo. Dedica un amplio espacio a las nuevas fortificaciones. Describe una ciudad encuadrada en un polígono regular amurallado. Su centro es una plaza principal donde se ubicaría la catedral y el palacio del príncipe. El trazado interior en damero. El círculo y el cuadrado son como el modelo de perfección. Esta combinación del cuadrado y el círculo la encontramos también en la ciudad diseñada por B. Peruzzi en su Trattato di Archittetura Militare (1540).

6) Los planos de Pietro Cataneo.

Cataneo escribió en 1554 Quatto primi libri d´Archittetura. Dibujó una serie de ciudades basadas en polígonos regulares y rodeadas de un perímetro amurallado con baluartes pentagonales. Las calles se organizan en damero a partir de una plaza central. En alguno de estos planos se diseñó una ciudadela separada de la ciudad, esta idea iba a ser desarrollada posteriormente en algunas ciudades.


7) La ciudad de B. Lorini

En 1592 publicó su obra Delle Fortificacione Libre Cinque. Este autor diseñó una ciudad de doble perímetro amurallado para mantener los edificios más alejados de la afrtillerós. Plano radial. Una plaza central con plazas secundarias.

Plano de la ciudad de Lorini