18 noviembre, 2015

FACTORES TERMODINÁMICOS DE LA DIVERSIDAD CLIMÁTICA (II, contin.): CENTROS DE ACCIÓN QUE AFECTAN A LA PENÍNSULA IBÉRICA


Principales centros de acción anticiclónicos que afectan a la Península: 

Edit. ANAYA

  • ANTICICLÓN DE LAS AZORES. Forma parte del cinturón subtropical de altas presiones. En verano se sitúa sobre la Península, en invierno más al sur. Produce un tiempo seco y soleado ya que es un obstáculo insalvable para las perturbaciones atlánticas a las que obliga a desviar su trayectoria hacia latitudes más altas que las ibéricas. Este anticiclón, en su prolongación occidental, forma el anticiclón sahariano, una masa tropical continental muy cálida y seca que, en verano, provoca las abrasadoras olas de calor; debido a su acción llegan nubes cargadas de polvo que generan las llamadas "lluvias rojas" (polvo de arcilla roja disuelto en vapor de agua).
  • ANTICICLÓN ESCANDINAVO. Masa de aire de origen polar que afecta a la Península en determinados momentos de invierno produciendo temperaturas muy bajas.
  • ANTICICLONES POLARES ATLÁNTICOS. Son masas de aire que se originan en las zonas polares y cuando llegan a la península sufren una serie de modificaciones debido a su descenso de latitud. Su mayor actividad tiene lugar en invierno y comienzos de la primavera, provocando cielos despejados y temperaturas bastante bajas. Pueden llegar a bloquear la circulación general del oeste, impidiendo el paso a las borrascas atlánticas.
  • ANTICICLÓN DE EUROPA CENTRAL. Anticiclón térmico, su origen está en el enfriamiento superficial del centro y este de Europa. Sólo se presenta en invierno. Puede afectar al sector noroccidental de la Península provocando descenso de las temperaturas, fuertes heladas y olas de frío. 
  • ANTICICLÓN MESETEÑO. Sólo se forma en invierno (enero-febrero), debido al carácter de continentalidad que presenta la Meseta. Es  el responsable de días soleados, muy fríos y secos.

Principales centros de acción ciclónicos que afectan a la Península:



Edit. ANAYA

  • DEPRESIÓN DE ISLANDIA. Emplazada en el Atlántico Norte. En invierno, se desplaza hacia el sur (suavizada por la influencia de la corriente del Golfo). Canaliza hacia la Península masas de aire frío marítimo y provoca precipitaciones, sobre todo en la cornisa Cantábrica.
  • DEPRESIÓN DEL GOLFO DE  GÉNOVA. Se forma debido a la elevada temperatura del agua del mar Mediterráneo. Genera precipitaciones. Aparece en primavera e invierno y, especialmente, en otoño. Su influencia se deja sentir especialmente en Cataluña, Baleares y norte de la Comunidad Valenciana. Puede coincidir en altura con la gota fría y, en este caso, provoca fuertes precipitaciones.
  • DEPRESIÓN DEL NORTE DE ÁFRICA. Ocasiona tormentas con gran aparato eléctrico y no demasiada precipitación. Originario del Sahara afecta sobre todo a Andalucía.
  • DEPRESIÓN DEL INTERIOR PENINSULAR. Formada por el calentamiento del suelo en verano, puede ocasionar tormentas.