26 octubre, 2016

CONCEPTO DE CIUDAD

Resultado de imagen de ciudades

Aunque a todos nos parece distinguir con claridad cuando estamos en una ciudad o en un medio rural, a veces no resulta fácil precisar qué es una ciudad o cómo se define. No existe un punto claro de ruptura que separe lo urbano de lo rural. 

Para definir una ciudad se suelen emplear distintos criterios

Criterio cuantitativo. Se considera ciudad al núcleo de población que alcanza un número de habitantes. En España, el INE sitúa ese número en 10.000 habitantes, es decir se califica como ciudad a todo núcleo de población que alcance o supere los 10.000 habitantes. Pero este número es variable, por ejemplo, en Japón son 30.000 habitantes, en los Países Bajos 20.000, en Austria 5.000, en Portugal 2.000, en Suecia 200, en Canadá 1000, en EEUU y México 2500... Para la estadística este criterio es el más fácil de aplicar, pero no separa claramente lo urbano y lo rural, hay núcleos por debajo de los 10.000 habitantes que tienes claros rasgos urbanos y otros que superan esa cifra son claramente rurales. En definitiva, existen "minúsculas ciudades" y "pueblos enormes".

Criterios cualitativos. Sus límites son menos precisos, pero pueden acercarnos mejor a la esencia de lo urbano:
  • Criterio funcional: en la ciudad predominan las actividades de los sectores secundario y terciario frente al sector primario mayoritario en el ámbito rural.. 
  • Criterio sociológico. En la ciudad predominan las relaciones más impersonales, el individualismo, una sociedad  más heterogénea, mayor estratificación social, un mayor control de las organizaciones de masas....
  • Criterio morfológico. En la ciudad, hay mayor concentración de las edificaciones, predominio de las viviendas colectivas en bloques de pisos, mayor altura de las edificaciones, mayor densidad de población, calles más anchas y largas, menor espacio dedicado a zonas verdes (la naturaleza está casi excluida)....
  • Criterio espacial. La ciudad es capaz de organizar un espacio circundante más o menos grande dependiendo del tamaño de la ciudad y de la variedad y especialización de sus funciones (hinterland). 
  • Otros criterios tienen en cuenta la mayor contaminación en las áreas urbanas, mayor densidad de circulación...

En definitiva, definir una ciudad es tratar de congelar un proceso cambiante en el tiempo y en el espacio; por eso es una tarea demasiado ardua. La ciudad no es sólo un hecho de observación, es un espacio vivido, percibido de diferente forma por los distintos individuos y grupos sociales que habitan en la ciudad basado en un conjunto de símbolos y valores  que se van elaborando a través de un conjunto de impresiones y experiencias.

Es muy difícil una definición rigurosa y universal de ciudad.

"Definir la ciudad es una tarea en la que no han llegado a ponerse de acuerdo quienes han abordado el tema. Diversas son las formulaciones y heterogéneos los criterios contemplados a la hora de definir qué es una ciudad. Con frecuencia, no se plantea una definición para las ciudades como forma de asentamiento humano y que sea válida en cualquier lugar o en cualquier momento de la historia. Es mucho más habitual que se proponga el concepto de ciudad para un contexto determinado. Así, se habla de la ciudad "antigua", de la "ciudad medieval" o de la "ciudad moderna", o si se quiere, incluso, de la "ciudad postmoderna". Con ello se especifica una forma concreta de ciudad, una ciudad con adjetivos que acaba resultando una descripción de un determinado tipo de ciudades en momentos y contextos históricos concretos.
VV.AA. "¿Qué es una ciudad? Apportaciones para su definición desde la prehistoria". En Scripta Nova, nº 146 (2003. Se puede consultar en Internet: http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-146(010).htm